Tag : saliva

HomeHomePosts Tagged "saliva"
boca_seca_diabetes

¿Qué es la boca seca?

Cuando sufrimos sequedad bucal significa que no tenemos suficiente saliva para mantener la boca húmeda.

Cualquiera de nosotros ha tenido alguna vez la boca seca debido a nervios o tensión, sin embargo, si esto es algo que sucede la mayor parte de tiempo, además de ser incómodo puede acarrearnos serios problemas de salud. Puede significar también, la existencia de una afección médica.

La función de la saliva no es solamente mantener la boca húmeda. Tiene más funciones como ayudar a digerir los alimentos, proteger contra la caries, controlar la población de bacterias en la boca y posibilita la masticación y la deglución.

Hay varias razones por las que las glándulas salivares podrían no estar funcionando correctamente; hablamos de ellas a continuación:

Efectos colaterales de ciertos medicamentos: Existen más de 400 medicamentos que pueden provocar sequedad bucal. Ejemplos de ellos son los antihistamínicos, los descongestivos, los analgésicos, los diuréticos, los analgésicos, los diuréticos, los medicamentos para la presión alta y los antidepresivos específicos.

Hay enfermedades como la diabetes, el VIH o el parkinson afectan a las glándulas salivares y pueden producir sequedad bucal.

Durante el tratamiento de cáncer con rayos X, ante la radiación, la cabeza, el cuello y las glándulas salivares pueden dañarse. Se puede perder la salivación total o parcial, permanente o temporal.

La quimioterapia es otra de las causas, ya que las drogas que se utilizan en el tratamiento de cáncer pueden espesar la saliva y provocan sequedad bucal.

Los cambios en los niveles hormonales durante la menopausia afectan a las glándulas salivares. Muy a menudo las mujeres menopáusicas y postmenopáusicas sufren sequedad bucal permanente.

El tabaquismo es otra causa de sequedad bucal; un gran número de fumadores de pipa, cigarro y cigarrillos la sufren.

¿Sabes cuales son los síntomas de la sequedad bucal? Te los presentamos a continuación:

Sensación de sequedad y boca pastosa.

Dificultad a la hora de deglutir.

Sensación de ardor en la lengua.

Sequedad en la garganta.

Labios partidos.

Reducción de la capacidad del gusto o sabor metálico en la boca.

Llagas y mal aliento.

Dificultad para masticar o hablar.

Todos tenemos estas sensaciones de vez en cuando, pero si estas persisten en el tiempo, es necesario acudir al especialista.

GLUTENFREE

Los problemas dentales de los celíacos.

Los celíacos padecen una enfermedad autoinmune como lo es por ejemplo la diabetes del tipo 1. ¿Qué quiere decir esto? Que el mismo sistema inmunitario es el que ataca a los órganos, tejidos y células produciendo enfermedades y trastornos.

La enfermedad celíaca se dice que afecta a una de cada 100 personas en todo el mundo aproximadamente. El cuerpo de estas personas es incapaz de digerir el gluten que se encuentra por ejemplo en el trigo. La enfermedad daña el intestino delgado de tal forma que se dificulta la absorción de nutrientes vitales por parte del organismo.

La enfermedad celíaca presenta también manifestaciones orales: los defectos en los dientes, la sequedad de la boca y las aftas.

La calidad del esmalte puede convertirse en un problema para los celíacos y ello puede estar relacionado con la decoloración o el desarrollo precario de estos. Los dientes que tienen el esmalte descolorido presentan puntos amarronados, amarillentos o blancos. Además el esmalte parece más grumoso o rayado y los dientes pueden parecer más traslúcidos que opacos.  Lamentablemente esos efectos son permanentes y solo es posible lidiar con ellos por medio de carillas o adhesivos dentales.

La siguiente manifestación es tener siempre la sensación de sequedad en la boca, lo que además de ser incómodo es una preocupación médica, ya que la saluda ayuda a mantener los dientes limpios y la insuficiencia puede provocar caries.

Las aftas son lesiones bucales que también pueden padecer los celíacos. Estas se desarrollan en los tejidos blandos (en el interior de las mejillas o en el paladar) afectando de manera que pueden dificultar la alimentación o el habla. Las aftas desaparecen solas pero es importante tener en cuenta que pueden regresar.

Para las personas celíacas los problemas orales son una causa de preocupación. Si tenéis los dientes afectados por la enfermedad, asegurad no desatender vuestra boca y visitad regularmente al dentista.

que-es-la-saliva

¿Qué es la saliva y para qué sirve?

La saliva es una secreción fabricada por las glándulas salivares mayores y menores y también el fluido gingival. Su producción resulta indispensable  ya que es uno de los elementos más importantes del proceso de digestión de los alimentos.

Está formada por electrolitos: sodio, potasio, calcio, magnesio, bicarbonatos y fosfatos. En ella encontramos también las inmunogolubinas, proteínas, enzimas, mucina y productos como la urea y el amonio. Gracias a ella se mantiene la salud de nuestra boca y se crea un balance ecológico adecuado. El bicarbonato, los fosfatos y la urea controlan el ph (la acidez) y su capacidad amortiguadora.

Las proteínas y la mucina sirven para limpiar y atacar los microorganismos, además de ayudar al metabolismo de la placa dental y a que los dientes se mantengan íntegros. El calcio, los fosfatos y las proteínas actúan conjuntamente y controlan la desmineralización y la remineralización. Las inmunoglobinas, proteínas y enzimas tienen una acción antiinfecciosa y actúan contra las bacterias.

La saliva tiene además una función de lubricación y protección y participa en el sentido del gusto y de la digestión.

Este sitio web usa cookies para mejorar la experiencia de uso. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más Información

La configuración de cookies en este sitio web sirven para darle la mejor experiencia de navegación posible. Si usted continúa utilizando este sitio web sin cambiar la configuración de cookies o hace clic en "Aceptar", consideramos que acepta su uso.

Cerrar