Author : clinicafuste

HomeHomeArticles Posted by clinicafuste (Page 2)
инфаркт-миокарда3

Una mala salud bucodental aumenta un 40% el riesgo de muerte prematura.

Diversos estudios son los que han determinado que una mala higiene bucodental puede repercutir negativamente en la salud debido a que aumenta el riesgo de sufrir enfermedades graves. Un grupo de expertos de la Universidad de ciencias médicas de Teherán ha ido más allá y después de una larga investigación ha concluido que con una mala salud bucodental el riesgo de fallecimiento prematuro aumenta un 40%.

Descuidar la salud bucodental puede ser sinónimo de morir joven. Las personas con una mala higiene tienen más riesgo de morir de manera precoz que los que se cepillan los dientes al menos dos veces al día.

Es estudio es observacional por lo que no se pueden establecer unas causas y efectos relacionados pero se cree que el aumento de la mortalidad podría deberse a que las bacterias presentes en una infección de la boca pueden pasar al torrente sanguíneo alcanzando, por ejemplo, pulmones o corazón, pudiendo provocar incluso un infarto de miocardio.

Los estudios se realizaron durante 10 años y en ese tiempo de duración de la investigación, 3820 personas fallecieron, la mitad por enfermedades cardiovasculares y 839 por varios tipos de cáncer. Una de las conclusiones a las que se llegaron fue que perder uno o más dientes aumenta un 30% el riesgo de morir a causa de un tumor o problemas cardiovasculares.

Es por ello que en el cierre del estudio se hace especial hincapié en cepillarse los dientes dos veces al día para reducir las posibilidades de padecer cáncer, diabetes, enfermedades de corazón o EPOC.

 

 

 

 

 

 

 

dentadura postiza blog

¿Cómo adaptarse a la dentadura de quita y pon?

La dentadura postiza puede resultar difícil a la hora de la adaptación, sobretodo en las primeras semanas hasta que las encías y las mejillas se acostumbran a ella. Es por ello que sentirse incómodo al principio no debe resultar extraño. Al principio del proceso es recomendable la ingesta de alimentos blandos hasta que la boca se adapte. También será normal una pequeña afectación en la voz en el proceso de adaptación.

Muchas veces la dentadura postiza puede aflojarse, por lo que una buena idea será el uso de adhesivos para que se mantengan en su sitio.

Debido a la reabsorción del hueso las encías se alteran con el tiempo por lo que puede que la dentadura quede grande. Es importante que en estos casos se acuda al dentista para su ajuste.

Por supuesto una buena limpieza es muy importante, por lo que retirarla para dormir y colocarla en un vaso con agua haciendo uso de pastillas efervescentes (y lavándolas con un cepillo de cerdas gordas) es imprescindible.

 

 

32333915_m

La obesidad infantil.

Según la OMS la obesidad es “una acumulación anormal o excesiva de grasa que puede ser perjudicial para la salud”, y que afecta a personas de todas las edades y de todos los niveles sociales.

Los expertos calculan que el 80% de los niños y adolescentes obesos continuarán siéndolo cuando lleguen a adultos si no se adoptan las medidas oportunas. En los últimos 40 años, la obesidad infantil se ha duplicado en Estados Unidos, mientras que, en España, más de la mitad de los adultos son obesos o tienen sobrepeso, trastornos que afectan al 28% de los niños españoles, lo que puede disminuir su esperanza de vida.

Hay que distinguir el sobrepeso de la obesidad. Una persona tiene sobrepeso cuando su peso está por encima del aconsejado en relación con la talla (esto se calcula con el IMC o índice de masa corporal). Se considera que existe sobrepeso cuando el IMC se encuentra entre 25 y 29,9, mientras que a partir de un IMC 30 se considera que la persona es obesa.

Diversos estudios han relacionado el sobrepeso durante la infancia con la obesidad al alcanzar la edad adulta. Los profesionales médicos advierten de que hay que prevenir y tratar los problemas de peso desde la niñez para evitar que estos trastornos y las enfermedades asociadas a los mismos disminuyan la calidad de vida de la población y desborden el sistema sanitario (casi el 30% de la población adulta en España padece obesidad).

La obesidad infantil, aunque puede estar originada por una enfermedad genética endocrina, en el 99% de los casos se produce como resultado de la combinación de una serie de factores ambientales (una dieta inadecuada y sedentarismo), genéticos (los niños cuyos padres son obesos tienen un riesgo mayor de padecer el trastorno) y psicológicos (cuando la persona utiliza la comida para compensar problemas emocionales, estrés o aburrimiento).

Factores ambientales: Una dieta hipercalórica en la que haya abuso de alimentos ricos en grasas y azúcares, y que suponga una ingesta energética superior a las necesidades reales durante largos periodos de tiempo, tiene como consecuencia un importante incremento de la grasa corporal. Ver la televisión es un importante factor de riesgo para desarrollar obesidad porque, además de tratarse de una actividad sedentaria que sustituye a otras en las que sí se consume energía, facilita que se siga comiendo, e incluso se imite a personajes con malos hábitos alimentarios. El ordenador y las consolas suman horas al sedentarismo infantil, especialmente a partir de los siete u ocho años, y han sustituido a otras actividades como juegos y deportes al aire libre, que ayudaban a mantener el equilibrio entre el consumo de calorías y el gasto de energía.

Genética: El riesgo de que un niño sea obeso aumenta considerablemente cuando sus padres lo son (tiene cuatro veces más posibilidades de desarrollar obesidad si uno de sus padres es obeso, y ocho veces más si ambos progenitores lo son). Sin embargo, en esta ecuación no solo interviene la herencia genética (facilidad para aumentar de peso, inadecuada distribución de la grasa corporal…), sino el estilo de vida de la familia como la preferencia por determinados alimentos o formas de cocinarlos que incrementen la ingesta de calorías, así como un escaso gasto de energía debido a poca o nula actividad física. El niño normalmente seguirá los mismos hábitos familiares, lo que favorecerá el aumento de peso ya durante la infancia.

Factores psicológicos: En ocasiones, tanto niños como adultos, buscan en la comida una recompensa, una forma de mitigar sus carencias y frustraciones. Pueden comer cuando se sienten tristes o inseguros, para olvidar sus problemas, por estrés o por aburrimiento. Los alimentos elegidos suelen aportar poco valor nutritivo y muchas calorías (dulces y chucherías, aperitivos como patatas fritas industriales y similares…). En estos casos, además, los niños pueden estar imitando las conductas que han observado en sus mayores.

Estos son algunos consejos que los padres deben tener en cuenta si quieren prevenir la obesidad infantil en sus hijos:

Al hacer la compra debemos tener en cuenta que los padres deciden lo que se va a comer en casa. Hay que incluir más fruta y verdura en la cesta de la compra, y menos grasas y productos azucarados. Hay que acostumbrar a los niños, desde pequeños, a tomar frutas o yogures de postre en vez de dulces.

No se debe llenar la casa de bollos, pasteles, chocolate, galletas, caramelos, patatas fritas y similares, refrescos, y todo aquello que aporte pocos nutrientes y muchas calorías y facilite picar entre horas.

No es conveniente prohibir totalmente ciertos alimentos, como los dulces, porque en su justa medida no son perjudiciales y no poder comerlos nunca puede generar ansiedad en los pequeños y rechazo por otros alimentos.

Es importante que desayunen mucho y que sea completo. Y hay que distribuir las comidas a lo largo del día (cuatro o cinco tomas).

En la merienda optar por fruta, lácteos o bocadillos (mejor de atún, sardinas o queso), en vez de dulces industriales.

Se debe limitar el consumo de refrescos azucarados, sobre todo durante las comidas, porque además de engordar, sacian al niño temporalmente y este deja de comer alimentos sanos.

Hay que procurar comer en familia siempre que sea posible para supervisar lo que come el niño (tanto qué como cuánto).

No utilizar nunca los alimentos como recompensa ni como castigo.

Los cambios en el estilo de vida deben ser paulatinos y a largo plazo, no hay que pretender que se produzcan pérdidas de peso significativas en poco tiempo.

Al comer fuera de casa, hay que elegir restaurantes donde se sirvan ensaladas, guisos y comida de tipo mediterráneo, en vez de comida rápida.

Es conveniente hacer ejercicio a diario, aunque solo sea dar un largo paseo. Si los padres tienen un estilo de vida saludable, el niño también.

Desde pequeño, se debe acostumbrar a los niños a que jueguen al aire libre y a permanecer activos. Reducir las horas de televisión, videojuegos, y otras actividades sedentarias.

Hay que animarlos a practicar algún deporte, en grupo o individual. Seguro que hay alguno que le gusta y lo puede realizar como una actividad extraescolar o los fines de semana.

bombolles_oli

El aceite de oliva. Un alimento MUY saludable.

El aceite de oliva virgen es un producto muy utilizado en la gastronomía por su suave sabor y por las múltiples propiedades que ofrece para la salud. Es un producto que ha sido investigado durante muchos años y al que se le atribuyen muchos aspectos positivos tanto en cuestiones de salud como de belleza.

Gracias a sus grasas monosaturadas y el ácido olénico, el aceite de oliva ayuda a reducir el riesgo de enfermedades coronarias. Además contiene antioxidantes y nutrientes antiinflamatorios que reducen el colesterol malo, combate los radicales libres y ayuda a prevenir el envejecimiento prematuro.

El aceite de oliva puede ser de gran ayuda para aquellas personas que desean bajar de peso, ya que aporta sensación de saciedad y contiene grasas saludables que pueden estimular la pérdida de peso. Es importante decir que se recomienda consumir con moderación (en este caso) ya que su efecto puede ser laxante.

Por sus contenidos en oleocantal, el aceite contiene una acción antiinflamatoria que puede ayudar a reducir los dolores que se relacionan con las articulaciones y los músculos. Gracias a las grasas saludables monoinsaturadas, el aceite de oliva puede ayudar a retrasar o impedir el deterioro mental, vinculado a enfermedades como el alzheimer.

Según los estudios, las personas que consumen aceite  de oliva más frecuentemente tienen menos incidencia de padecer cáncer. Esto podría estar relacionado con su alto contenido de ácido oleico, que es el ácido graso predominante en este producto. Además contiene antioxidantes, flavonoides, polifenoles y escualeno, sustancias clave para este beneficio.  Se ha revelado además que la dieta mediterránea que contiene aceite de oliva es capaz de reducir los casos de diabetes tipo II hasta un 50%.

Al ser rico en antioxidantes y otros nutrientes esenciales ayudan a fortalecer el sistema inmunológico y ofrece protección contra las enfermedades. Según varios estudios, el aceite de oliva podría también ayudar a reducir la presión arterial. Las grasas monoinsaturadas aumentan los niveles de colesterol bueno y estimulan la eliminación del malo.

¿Cómo nos ayuda el aceite en el sector de la belleza? Siendo uno de los mejores humectantes naturales el aceite de oliva es una excelente alternativa a las cremas hidratantes, que además suaviza y previene los signos de envejecimiento prematuro y manchas solares.

 

 

 

 

prepare-different-salads_hero

¡Ensaladas para el verano!

Un punto fuerte de la dieta mediterránea son las ensaladas: podemos hacerlas adaptándolas a los gustos de cada uno, contienen mucha agua, muchos nutrientes, no tienen casi calorías, quitan el hambre y son hidratantes.

Son muy buenas para todo el año pero especialmente en veranos son geniales como plato único. Se pueden tomar antes o después del plato principal o como acompañamiento del segundo plato.

Los mejores aliños para acompañar las ensaladas son las que se componen de aceite de oliva, vinagre, limón y sal. Se pueden hacer también vinagretas caseras a las que podemos añadir frutas y hierbas aromáticas. ¡Mucho cuidado con los demás tipos de salsa que engordan y no son tan buenas para la salud!

Siguiendo estos consejos y controlando las cantidades de consumo de las salsas más calóricas estaremos siguiendo una dieta muy beneficiosa para nuestra salud y 100% recomendable para el la época estival.

¿Qué-ocurre-en-tu-cuerpo-si-te-dejas-de-lavar-los-dientes-por-mucho-tiempo

Tips para mejorar nuestra salud bucodental.

En este post os presentamos nueve recomendaciones prácticas para mantener una buena salud bucodental y evitar tener que visitar al dentista más veces de lo necesario, que son dos veces al año para hacer una revisión de que todo está correcto ;

1.La dieta: Muy importante.

Parece mentora, pero la dieta es más importante que el cepillado de los dientes. Si exponemos los dientes a una dieta alta en azúcar cepillarse los dientes más veces al día no compensará el daño que eso puede causarnos.

2. Es importante cuando comer:

Cuando no se ha comido o bebido durante un tiempo la boca está en «reposo», por lo que los dientes están a salvo. Justo después de comer se vuelve ácida, por lo que los dientes entran en un proceso de disolución. Cuanto más se picotee, más periodos de acidez en la boca, ergo más daños. El consejo es evitar comer entre horas y dejar los dulces para después de las comidas.

3.»En caso de picar…»

Si no podemos evitar comer entre horas, nos ayudará beber agua, mascar chicle sin azúcar o comer un poco de queso para regresar a un nivel de acidez seguro.

4. Azúcar; el enemigo:

El azúcar es sinónimo de caries seguro y hay que tener cuidado con los alimentos que en apariencia no lo llevan pero en realidad lo tienen escondido. Como ejemplo de estos existen los zumos de fruta, los cereales o algunas comidas precocinadas.

5. El ácido.

Como el azúcar, el ácido es dañino para el esmalte, Si tomas una bebida que lo contenga, un zumo o un té de frutas, es mejor beber un vaso de agua para diluirlo. No se recomienda el cepillado hasta una hora después ya que el ácido suaviza el esmalte dental y con el cepillado podemos dañar la capa protectora.

6. ¿Cuándo es mejor cepillarse los dientes?

Lo idea es después de cada comida dejando pasar unos 40 minutos.

7. Método eficaz de cepillado:

Se recomienda empezar en una esquina de la boca e ir cepillando lentamente hasta llegar a la otra esquina. El cepillado debe durar unos dos minutos y mínimo hay que hacerlo dos veces al día.

8. Contra el mal aliento:

Para el mal aliento es bueno consumir vegetales fibrosos que tengan un alto contenido en agua. Son ejemplos de ello el pepino, el apio y la zanahoria.

9. ¿Cual es la pasta adecuada?

Si tenemos un buen cepillo de dientes manual, una pasta con fluoruro y lavamos los dientes  dos veces al día (de forma correcta) estaremos haciendo todo lo necesario.

 

rostros-bonitos-2-z

¿Te acompleja tener la boca grande?

Tener la boca grande no es uno de los complejos más comunes, pero es algo que le sucede a muchas personas hasta el punto de que las puede perjudicar en sus relaciones. Estas personas piensan que sus miradas se centran en su boca en cualquier conversación debido a que la boca es uno de los rasgos más evidentes.

Con la boca sucede lo mismo que con la nariz, que no es disimulable, y la persona que sufre ese complejo siente incomodidad al pensar que todas las miradas se dirigen a su boca.

No está escrito en ningún sitio que tener la boca grande sea un defecto físico o un rasgo que afea a la persona. Otra cosa es que aparezcan problemas dentales como los dientes amarillos, carencia de piezas dentales visibles, dentadura irregular o torcida…

¿Habéis visto cuantas famosas consideradas de «las más bellas del mundo» tienen la boca grande? ¡Animaos si eso os sucede y dejad de lado ese complejo!

Tener la boca grande no es un problema de salud ni un defecto físico, es un problema que puede generar inseguridad a la persona y síntomas de baja autoestima. Eso es lo que hay que trabajar, ya que pueden perjudicar muchos aspectos de nuestra vida.

dientes

¿Cómo puedo cuidar los dientes de mi bebé?

Los dientes empiezan a salir entre los 4 y los 7 meses de edad pero cada niño es diferente. Cuando a tu bebé le empiecen a salir los dientes notarás que empieza a babear más o tiene ganas de mascar más cosas. Generalmente los primeros dientes que salen son los frontales de la parte de abajo de la boca.

La dentición puede incomodar algunas veces a los bebés por lo que tal vez se pongan de mal humor. La salida de los dientes no causa fiebre, si esto sucede es importante hablar con un especialista. Para aliviar las molestias os presentamos los siguientes pasos:

-Existen unos aros especiales para bebés que se venden en farmacias que se enfrían o se le puede dar simplemente un trapo frío para mascar o chupar.

-Frotar con un dedo limpio las encías del bebé.

-Preguntar al doctor si se puede hacer uso del acetaminofeno. Jamás hacer uso de la aspirina.

-Consultar con el especialista antes de usar geles para la dentición.

La salida de los dientes no interfiere en la lactancia. Se puede seguir dando pecho como siempre cuando el bebé empieza con la dentición. Si se le da biberón hay que alzarlo mientras se alimenta y no hay que dejarlo en la cuna con él. No se puede dormir con el biberón en la boca ya que la leche puede juntarse con la boca del bebé y puede causar caries. Por la misma razón no es aconsejable darles vasos de zumo.

Tan pronto como sale el primer diente hay que lavarle la boca dos veces al día. Hasta el primer año se puede hacer uso de un trapo o gasa mojada. Después deberá utilizarse un cepillo dental suave y una cantidad de pasta de dientes sin flúor, que no es dañina en caso de que el bebé la trague.

clasificacion-de-las-drogas

Como las drogas influyen en la salud dental.

El problema de las drogas acarrea graves problemas de salud en general para el adicto, pero la salud dental d los drogodependientes (sobretodo con cierto tipo de drogas) se ve también muy resentida. Hoy en este artículo hablaremos de las drogas que más afectan a la salud de nuestros dientes.

Diversos estudios recientes han revelado que la principal consecuencia a medio-largo plazo del consumo de cannabis es la enfermedad periodontal, que va destruyendo paulatinamente las encías, el ligamento periodontal y el hueso alveolar hasta llegar a poder perder el diente (en casos extremos). Se ha llegado también a la conclusión de que en los consumidores habituales se produce un deterioro de higiene bucal que aumenta el riesgo de padecer caries.

La cocaína es peligrosa para los dientes en todas sus formas de uso, pero es especialmente dañina si se fuma o se frota contra las encías. Al ser muy ácida destruye el esmalte y deja desprotegidos los dientes, lo que provoca caries y sequedad bucal. Hay que añadir además el desarrollo de bruxismo que la cocaína provoca y las consecuencias que ello tiene como dolor de cabeza, en la mandíbula, dientes fracturados y constante evolución de la erosión del esmalte.

La metanfetamina es a nivel de salud dental igual que la cocaína debido a su alto grado de acidez por lo que también deteriora mucho los dientes, descompone el esmalte dental y se reduce la producción de saliva, por lo que la boca está reseca y desprotegida. Debido a esto aumenta la caries, se sufre erosión dentaria (deterioro grave) y periodontitis.

Por último hablaremos del MDMA, que produce en el 100% de los consumidores sequedad bucal incluso hasta dos días después del consumo. Con esta droga se suelen consumir muchos refrescos, por lo que hay un aumento de caries y de periodontitis. Debido al hábito de apretar o rechinar en exceso los dientes, provoca bruxismo, por lo que se ocasiona mayor deterioro dental.

Potato Salad with boiled egg,spices

La alimentación en verano. ¿Cómo cuidarla?

Llega el verano; calor, terrazas de bar, playa… pero ¡Cuidado! ¿Qué alimentación es la correcta en la época estival? Por más que sea verano, es fundamental no hacer cambios en la estructura de la dieta, por lo que esta tiene que seguir siendo equilibrada.

El punto más importante a tener en cuenta es que debido a las altas temperaturas vamos a tener más posibilidad de deshidratarnos, por lo que deberemos aumentar la cantidad de líquido que beberemos. Además deberemos dar preferencia a los productos frescos como las frutas y las verduras.

A pesar de todo eso, hay que remarcar que los alimentos básicos como los cereales, lácteos, carnes y aceites no deben eliminarse de la dieta ya que aportan componentes primordiales para tener una buena nutrición.

Durante los meses de calor se recomienda evitar las grasas y si es posible elegir quesos y cortes magros de carne. A demás es importante seguir algunas recomendaciones que nos van a ser de gran utilidad:

-En las comidas de campo o playa, evitar huevos, salsas o cremas.

-Tener en cuenta que hay que limitar la exposición a temperatura ambiente de los productos sensibles.

-Es importante observar el olor y el color de los alimentos antes de prepararlos.

-Nos es aconsejable adquirir productos perecederos en venta ambulante.

-Comprobar la fecha de caducidad, la de consumo y las instrucciones de conservación de todos los alimentos.

Es muy importante que todos los alimentos que vamos a consumir no hayan roto la cadena de frío. Si eso sucediera, podría suponer una gastrointeritis, enfermedad que es más peligrosa en niños y ancianos.

Además de seguir una dieta sana y tener cuidado con los alimentos, es muy importante lavarse las manos antes de cocinar y también limpiar con agua potable todo lo que se vaya a comer crudo. Por otra parte se aconseja no utilizar los mismos cuchillos a la hora de cortar los alimentos crudos y cocidos, ya que se podrían trasmitir bacterias mediante estos utensilios.