Author : clinicafuste

HomeHomeArticles Posted by clinicafuste (Page 8)
ALIMENTACION SANA BLOG

Mala alimentación y su efecto en los dientes.

Cuando hablamos de tener buena alimentación, es para tener una buena salud en general, pero evidentemente tenemos que tener en cuenta también la salud bucodental. Existe por supuesto una relación muy estrecha entre los malos hábitos alimentarios y las enfermedades dentales.

Los alimentos con un elevado contenido en azúcares y otros tipos de hidratos de carbono, como la comida rápida o los alimentos precocinados, son un ejemplo de comestibles que ayudan a la proliferación de las bacterias cariógenas, por lo tanto, a la formación de caries. La dieta alimenticia, además de limitar el consumo de carbohidratos y azúcares, tiene que ser rica en flúor para proteger contra la caries y reforzar la estructura de los dientes. Es muy importante el consumo de calcio, que mantendrá la mineralización de las `piezas dentales. Por otra parte, es importante tener en cuenta también el consumo de bebidas carbohidratadas, ya que por su alto grado de acidez, don devastadoras para el esmalte.

Los malos hábitos alimentarios favorecen también otras patologías, como la enfermedad periodontal y la maloclusión dental. El aumento de placa bacteriana favorece la aparición de infecciones que afectan a las encías, y una alimentación deficitaria en nutrientes necesarios puede comprometer que la mandíbula se desarrolle correctamente haciendo que los dientes adquieran una posición inadecuada.

La alimentación de una madre durante el embarazo es esencial de cara a la formación de los dientes del embrión. Es importante evitar el exceso de azúcares y la llamada “comida basura” , ya que podría afectar al proceso de calcificación de los dientes del feto.

Los odontólogos recomiendan también no alargar demasiado el proceso de lactancia, ya que el alto contenido en lactosa (un azúcar) que encontramos en la leche materna, puede llevar a desarrollar el denominado síndrome del biberón o caries del lactante, lo que significaría una rápida destrucción de los dientes temporales y puede causar problemas funcionales tanto en la masticación como en la fonación.

TABAQUISMO BLOG

Tabaco y salud dental.

El tabaquismo debilita las defensas que tenemos en el cuerpo para luchar contra las infecciones, es por ello que si somos fumadores tenemos tres veces más posibilidades de tener una enfermedad de encías. Cuantos más cigarros fumemos, más posibilidades de enfermedades periodontales y cuanto más tiempo llevemos fumando, obviamente las posibilidades también aumentan.

Los fumadores tienen más difícil combatir una infección en las encías (llamadas también periodontales). Además, el consumo de tabaco hace que los tratamientos pierdan eficacia. Se estima que 9 de cada 10 pacientes con respuesta inadecuada a los tratamientos son fumadores.

La Halitosis es otro de los problemas provocada por el tabaquismo. El olor propio del tabaco sumado a la sequedad e irritación de las mucosas de la boca y de las vías respiratorias y digestivas contribuyen a la falta de oxigenación e higiene de la boca, provocando el mal olor del aliento.

El signo más evidente y antiestético ocasionado por la acción del tabaco es el cambio en el color de la dentición, que va adquiriendo generalmente un tono amarillento. Otro efecto que el fumador desarrolla también es el de la limitación de sus capacidades y la percepción de sabores.

Por supuesto tenemos que tener en cuenta la patología más dramática tanto por su mortalidad como por sus secuelas que pueden sufrir los fumadores: el cáncer oral, ya siendo fumador se elevan considerablemente los riesgos de padecerlo.

Si sois fumadores os animamos a dejarlo (o al menos a reducir el número de cigarros al día). Hoy en día existen más métodos que pueden ayudarnos a dejarlo.Gracias a tratamientos psicológicos, productos de farmacia y otras técnicas, son muchos los beneficios que nos puede aportar, y nos solo a vosotros, también a los que os rodean.

GINGIVITIS BLOG

La diabetes y sus consecuencias en los dientes.

Las personas que sufren diabetes pueden tener problemas en los dientes más frecuentemente. Ello se debe a que las altas concentraciones de glucosa (azúcar) en la sangre hace que las enfermedades bucales más leves se puedan agravar, llegando incluso a posibilitar la caída de los dientes.

Si tenéis diabetes, sois mayores de 45 años y además sois fumadores, debéis saber que aumentan las posibilidades de tener problemas de encías.

Es por ello que debéis estar atentos a las primeras señales:

Cuando éstas enferman se ponen rojas, doloridas y sangran, lo que puede causar periodontitis, que es una infección en las encías y en el hueso que sujeta los dientes y en las encías.

A la mínima sospecha hay que acudir al especialista para atajar el problema cuanto antes, es muy importante, ya que en caso de empeorar, las encías podrían separarse del diente.

Otras pistas a tener en cuenta si sois diabéticos a la hora de saber si estáis sufriendo gingivitis son : los dientes flojos y sensibles, el mal aliento, si sentís la mordida distinta y vuestras dentaduras postizas ya no encajan como antes.

Cepillos

¿Quieres mejorar la calidad de tus dientes?

Nuestros dientes hablan de nosotros, y a pesar de todos los tipos de productos que existen en el mercado para el cuidado de nuestra salud bucodental, existe aún la posibilidad de mejorar mucho más si tenemos en cuenta otros factores: una alimentación adecuada y una higiene más natural.

Como primer punto importante, es necesario moderar el consumo de carbohidratos a la hora de prevenir la caries.

Es importante también tener en cuenta el consumo de las bebidas azucaradas por lo que dañan el esmalte (tema que ya tratamos en un post anterior).

Los zumos cítricos son también excesivamente ácidos por lo que debemos también controlar su consumo.

Una buena pista a la hora de saber lo que es sano en cuanto a alimentos es que lo que es bueno para los huesos es bueno para nuestros dientes.

Éstos tienen la capacidad de regenerarse, por lo que tan solo es cuestión de proporcionarles los nutrientes adecuados.

Un aporte de vitaminas solubles en grasa son claves para una buena salud dental. Las principales son: A,D y K2, que tienen además importantes sinergias entre ellas:

La vitamina D (en realidad es una hormona) se sintetiza principalmente con la exposición al sol, al partir del colesterol. Durante el invierno, aparte de comer alimentos ricos en vitamina D (huevos, gambas, mantequilla…), puede ser aconsejable un suplemento de vitamina D3 (y evitar suplementos de D2).

La Vitamina A: Comer hígado de vez en cuando es saludable; mantequilla, la yema de los huevos… etc.

No es recomendable suplementar vitamina A ya que una alta cantidad de vitamina A sintética puede resultar tóxica.

La Vitamina K2: Un alimento rico en vitamina K2 es la mantequilla alimentada con pasto (¿la has probado con el café?), también el queso maduro, la yema del huevo, el hígado… No olvides vegetales como espinacas o brócoli, que si bien contienen vitamina K1, nuestro cuerpo puede convertirla parcialmente en K2.

Además de seguir estos consejos, es muy importante ingerir minerales como el calcio, el magnesio y el fósforo, que nos ayudarán a fortalecer los dientes.

Boca-sana esmalte

¿Cómo cuidar el esmalte de los dientes?

El esmalte cumple la función de proteger los dientes del desgaste y la erosión que podrían ser causados por los alimentos que se mastican y también por los ácidos que estos contienen.

A pesar de ser muy duro y muy resistente, el esmalte puede llegar a sufrir desgaste si no se cuida bien.

Muchas bebidas, especialmente las carbonatadas o las que están hechas a partir de cítricos, pueden entrar en contacto con los dientes y erosionar el esmalte,es por ello que hay que tratar de consumir estos productos en exceso.

Otro modo de contrarrestar la acidez es enjuagar la boca después de la toma de alimentos ácidos y si la combinación lo permite, es buena idea tomar un vaso de leche para que el calcio que contiene ayude a neutralizar la acidez.

Es muy importante tener en cuenta también el modo en que nos cepillamos los dientes, ya que no debemos hacerlo con mucha fuerza ni lavarlos al día más veces de las que nos recomienda nuestro especialista.

Hay que tener en cuenta también el tipo de cepillo que se utiliza ya que si fuera demasiado duro, no solo puede desgastar el esmalte, puede también dañar las encías.

Si vas a cepillarte los dientes por haber ingerido un líquido o un alimento ácido, es importante esperar un hora antes de lavarlos.

La razón es que el esmalte tiene a ponerse suave con los ácidos y el hecho de lavarlos en esa condición podría gastarlos más rápidamente.

diploma_clinica_fuste-mallorca

Certificado de boca sana

¿Has visto qué diploma más chulo tenemos en nuestra clínica para tu hijo?

En nuestra clínica creemos que es muy importante motivar a los niños para que tengan una buena educación dental y hemos pensado que premiarlos puede ser un refuerzo positivo.
Una buena educación en cuanto a la higiene es el principio de una boca sana toda la vida.

BLOG 3

Primera visita al dentista

¿Cuándo debo llevar a mi hijo al dentista por primera vez?

Cada día hay más niños pequeños con caries. Es por ésta razón, que los dentistas proponen iniciar la higiene bucal a una edad muy temprana, incluso antes de la aparición del primer diente.